Febrero de 1937 y la Guerra Civil de España

 Febrero de 1937 y la Guerra Civil de España

Febrero de 1937 se caracteriza por dos destacados sucesos:

Primero, la batalla del Valle del Jarama, que cuesta a las fuerzas republicanas una gran cantidad de armamento y la pérdida de muchos soldados y voluntarios. Pero los fascistas pierden tambien bastantes hombres de sus unidades más importantes, la Legión Extranjera y la Caballería Mora, hasta el punto de que no podrían volver a encabezar una ofensiva fascista. Las restantes fuerzas republicanas, reorganizadas en el «Ejército Popular», se convierten en un ejército fuerte y probado en el campo de batalla.

Segundo, la caída de Málaga, mostrando la falta de habilidad militar y organización de las milicias republicanas, y la brutalidad e inclemencia del ejército fascista contra el enemigo vencido, así como contra la población civil. Dicho terror no se había visto anteriormente ni siquiera en la Primera Guerra Mundial, pero es sólo un avance de lo que le espera a toda Europa sólo tres años despues, cuando los fascistas alemanes comienzan la Segunda Guerra Mundial.

05 Febrero: Un Ejército fascista se aproxima a Málaga

La situación en Málaga presenta las peores condiciones existentes en la zona republicana: alrededor de 600 rehenes se retienen en un buque prisión, y grupos de ellos son ejecutados en represalia por los diversos ataques aéreos al puerto. Los comités de los marineros de la flota y la administración de la ciudad están divididos en una rivalidad mortal entre la C.N.T. y el Partido Comunista. Al igual que todas las ciudades republicanas, carece de defensa antiaerea. Sus milicianos, no reorganizados aún en el nuevo Ejército Popular, y de mayoría anarquista, no construyeron trincheras ni bloquearon las carreteras, porque lo consideraban de cobardes. El gobierno asigna al coronel Villalba, un oficial profesional, la misión de organizar la defensa; pero sin cañones para colocar en las alturas, sin munición para dar a sus soldados, y sin la más ligera posibilidad de controlar las rivalidades dentro de la ciudad, no hay prácticamente nada que pueda hacer.

La fuerza invasora consiste en alrededor de 10.000 moros, 5.000 requetés (milicias de derechas), 5.000 italianos y plenos suministros de camiones y artillería. Sólo tienen unos pocos tanques y aviones, pero pueden utilizarlos con la máxima efectividad ante la ausencia virtual de oposición.

06 Febrero: Los ciudadanos huyen de Málaga


Alrededor de 100.000 personas comienzan un desorganizado éxodo en masa a lo largo de la carretera costera hacia Almería. La carretera está bloqueada por los vehículos lentos y gente herida, y las fuerzas aérea y naval fascistas la bombardean a discreción durante las dos semanas siguientes. Los buques de guerra alemanes del comité de no intervención participan en los ataques, en ocasiones en presencia de los barcos británicos, que no hacen nada por intervenir.
Hasta los años 60, los conductores de camiones seguían encontrando los esqueletos de gente que había huído de Málaga en febrero del 1937.

06 Febrero: Los fascistas comienzan una potente ofensiva en el Valle del Jarama

El general fascista Orgaz está al mando de alrededor de 40.000 tropas, la mayoría de ellas de la Legión Extranjera y la Caballería Mora, apoyados por artillería antitanque, dos batallones de cañones pesados operados por alemanes (tropas de tierra bajo el mando de la Legión Cóndor), tanques tambien operados por alemanes y aviones (Legión Cóndor), además de un grupo de 600 fascistas irlandeses bajo el mando del fanático de derechas Eoin O’Duffy. Los fascistas quieren cortar la carretera principal entre Madrid y Valencia.

El general Pozas, comandante del nuevo Ejército Central de la República, planea una ofensiva propia contra las líneas fascistas, y acumula hombres y material en la misma area.
Debido a la proximidad de su propia ofensiva, el ejército republicano falló al fortificar sus zonas altas y es tomado por la ofensiva fascista completamente por sorpresa. Las colinas se perdieron rápidamente y también los dos puentes principales. Los guardias republicanos apostados en los puentes son asesinados de noche por unidades moras. Los guardias del puente Pindoque se las arreglan para minarlo durante el ataque, pero continúa siendo utilizable por los tanques y camiones enemigos.

08 Febrero: Los fascistas avanzan por el Jarama

Los tanques rusos pueden frenar el avance durante cortos periodos, pero los fascistas concentran rápidamente fuego de artillería pesada y fuerzan su retirada. Los aviones de la Legión Cóndor controlan el aire.

08 Febrero: Málaga es tomada por las tropas de Franco

Los milicianos resistieron el fuego de rifles y granadas, pero fallaron ante la visión de los tanques, que nunca antes se habían encontrado. Los fascistas comienzan inmediatamente a tomar enormes cantidades de prisioneros y ejecutarlos. La participación en una huelga, por ejemplo, varios años atrás, es suficiente para ser aprisionado y muerto. Las autoridades militares italianas están horrorizadas ante el número de ejecuciones y las mutilaciones practicadas en los cadáveres y aquellos heridos, así como la violación masiva de mujeres.

10 Febrero: Las 14ª y 15ª Brigadas Internacionales refuerzan el ejército republicano en el Jarama

Las tropas consiguen detener, con horribles pérdidas, el avance fascista. Por otro lado, los fascistas fuerzan a alrededor de 30 supervivientes de un grupo de artilleros británicos que mantenían prisioneros a avanzar al frente del ataque. La mitad de estos hombres murieron bajo el fuego de sus propios camaradas.

12 Febrero: Supremacía aérea de la República en el frente del Jarama, ataque total a las últimas posiciones republicanas

40 nuevos aviones rusos llegan hoy al frente del Jarama, dando a la República la supremacía aérea en la zona. Estos aviones consisten en 15 ametralladores de tierra y 25 cazas, que son apodados «Chatos».

Consecuentemente, fuerzan a los aviones enemigos a retirarse.

Esta noche, el general fascista Orgaz, compromete todas sus reservas para ganar el control de las últimas posiciones clave, que siguen impidiendo que los fascistas corten la carretera de Valencia. Varias compañías de las Brigadas Internacionales, británicas, polacas y españolas, son «hechas añicos» mientras trataban de mantener sus posiciones.

15 Febrero: La fuerza de la ofensiva del Jarama se agota

Al igual que en la Batalla de la Carretera de La Coruña, los fascistas han ganado el terreno, pero han perdido la victoria estratégica. La Legión Extranjera se ha perdido.

17 Febrero: El escritor anarquista Pedro Orobon muere en un ataque aéreo a Madrid

20 Febrero: El general republicano Asensio Torrado se rinde

27 Febrero: El Batallón Abraham Lincoln en el frente del Jarama

Este nuevo batallón, formado por parte de las Brigadas Internacionales, se compone mayoritariamente de norteamericanos. Tras llegar al frente del Jarama el 13 de febrero, hoy tienen que afrontar un ataque suicida. 127 hombres mueren y más de 200 son heridos. La responsabilidad del estúpido y mal planeado ataque recae en el comandante de brigada Copic, quien se niega a ver al líder herido de los «Lincolns», Robert Hale Merriman, tras la desastrosa acción fallida.

Alrededor de 20.000 hombres murieron en los 10 días de la Batalla del Jarama, dos tercios de ellos republicanos, pero pudieron detener a los fascistas una vez más.

Inmaculada Montes

https://malaga1937.es/

Enamorada de Málaga. Periodista por la Universidad de Málaga. Redactora digital para diferentes medios y revistas. Me encanta el arte, la cultura y el cine. Escribo sobre actualidad y noticias de último hora. Te mantenemos al día.

Noticias relacionadas