Una pasión de toda la vida por pintar, hacer música y escribir

 Una pasión de toda la vida por pintar, hacer música y escribir

Udo Burkhardt en su estudio con dos de sus cuadros, incluido el retrato de Picasso y yo. / SUR

Udo Burkhardt ha escapado de la Alemania del Este, de su suegra y del clima británico, pero siempre ha mantenido vivo su talento creativo

SUR

Udo Burkhardt lleva más de 30 años asentado en la provincia de Málaga, haciendo lo que más le gusta, que es pintar y hacer música.

Sin embargo, la vida de este hombre de 74 años no empezó de la misma forma idílica. A los seis años, él y su familia huyeron de Alemania del Este y siguieron desplazándose durante toda la infancia de Udo mientras su padre encontraba trabajo.

Estuvieron en campos de refugiados y Udo fue a innumerables escuelas, en la Selva Negra, Offenbach y otros lugares.

Terminó la escuela en 1962 y se dedicó a la decoración de ventanas. Sin embargo, tras un grave accidente de bicicleta que le llevó a pasar nueve meses en el hospital, le dijeron que «no podría volver a subir una escalera» y tuvo que buscar otra profesión.

Haciendo gala de su capacidad creativa, Udo se dedicó al diseño gráfico. «Me dijeron que tenía que encontrar un trabajo en el que pudiera sentarme», recuerda.

Udo procede de una familia creativa; entre los cuatro hermanos hay otro diseñador gráfico y un músico.

En esa época empezó a hacerse un nombre en la industria musical local y fue conocido por una versión en alemán de una canción de Johnny Hallyday. Pero admite que su verdadera pasión en aquella época era la música pop británica. «Los Beatles, los Rolling Stones y Tom Jones eran muy populares entonces», dice.

La vida dio un nuevo giro cuando conoció a Margarita, su futura esposa. Por desgracia, su futura suegra no aprobaba a este «cantante-decorador» y Udo dice que era un caso de «o nos separamos o huimos».

«En aquella época había que tener 21 años para casarse en Alemania, pero sólo 18 en Inglaterra. De hecho, podríamos haber ido a Gretna Green, donde sólo había que tener 16 años, pero Margarita tenía 18, así que en Inglaterra no había problema», recuerda.

A través de su música, Udo tenía contactos en Bournemouth, así que la joven pareja se fugó a la ciudad, permaneció allí el tiempo suficiente para casarse y regresó a Alemania. Allí, su fuga causó «todo un escándalo», sobre todo con la desaprobación de la suegra, que, para colmo, ¡también era registradora matrimonial! «A ella no le hizo mucha gracia», se ríe Udo.

Margarita y Udo abrieron un salón de té en su pueblo y tuvo mucho éxito. Sin embargo, las largas horas y el estrés les llevaron a alquilar el negocio y a volver a la costa sur de Inglaterra, donde se habían casado pocos años antes.

La pareja no tardó en hartarse del clima inglés y, tras unas vacaciones en Fuengirola a mediados de los 80, decidieron trasladarse definitivamente a la Costa del Sol.

Desde entonces, la pareja ha vivido en Mijas, Alhaurín el Grande y Gaucín, y desde el año 2000 están en Ronda.

Udo dedica su tiempo a pintar y grabar música, cantando en alemán e inglés. Admite que le gustan «las baladas, la música romántica» y confiesa que prefiere grabar música antes que cantar en directo. «No soy un hombre de espectáculo», reconoce.

El artista también ha realizado varias exposiciones en la provincia a lo largo de los años y actualmente su obra puede verse en Ronda. La muestra es una colección de 22 pinturas en acrílico y óleo sobre madera contrachapada y lienzo, así como algunos de sus diseños gráficos.

Una de las obras se titula Picasso y yo y es un retrato que fusiona al emblemático artista malagueño con Udo. «Es un poco descarado», ríe Udo, «y supongo que hay un ligero parecido físico porque los dos somos calvos».

Riéndose de cómo los artistas tienden a hacerse famosos a título póstumo, Udo dice: «No soy el mejor pintor ni el mejor músico, intento ser diverso y eso va en detrimento del éxito en la vida».

Udo también se ha dedicado a escribir a lo largo de los años y ha escrito cuatro libros que incluyen sus propias experiencias vitales. Escribió Elope para ayudarse a sobrellevar el diagnóstico de cáncer de colon que le hicieron a Margarita en 2013. Desde entonces se ha recuperado completamente, confirma Udo.

Udo y Margarita planean quedarse en Ronda y, ya jubilado, el artista y músico dice que si se mudan de nuevo será al campo cercano con sus gatos. «Y puede que tengamos gallinas», concluye, riendo.

La exposición de Udo está abierta hasta el 30 de octubre en la cafetería Blanco y Negro de la calle Pozo de Ronda, de lunes a viernes de 7.30 a 14.00 horas y los sábados hasta las 13.00 horas.

Inmaculada Montes

https://malaga1937.es/

Enamorada de Málaga. Periodista por la Universidad de Málaga. Redactora digital para diferentes medios y revistas. Me encanta el arte, la cultura y el cine. Escribo sobre actualidad y noticias de último hora. Te mantenemos al día.

Noticias relacionadas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *