Los agentes de la Guardia Civil podrían enfrentarse a tener que quitarse los tatuajes de las manos, la cabeza y el cuello

 Los agentes de la Guardia Civil podrían enfrentarse a tener que quitarse los tatuajes de las manos, la cabeza y el cuello

Un agente de la Guardia Civil tatuado. / SUR

El Ministerio del Interior ha presentado el borrador de la propuesta, pero las asociaciones de policías dicen que el departamento debería centrarse en asuntos más importantes

El Ministerio del Interior español propone nuevas medidas para regular la apariencia de los agentes de la Guardia Civil. Sin embargo, el proyecto de documento que obligaría a los agentes a borrar de su cuerpo, en el plazo de un año, los tatuajes que tengan en las manos, el cuello y la cabeza ha sido rechazado por las asociaciones de funcionarios.

Un portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en la provincia de Málaga, Francisco González, explicó que, hasta ahora, la normativa vigente no prohíbe a los agentes tener tatuajes en ninguna parte del cuerpo: «Esta medida no sólo nos parece retrógrada, sino que vulnera los derechos de nuestros afiliados, que, de seguir adelante con la medida, tendrán que pagar de su bolsillo un procedimiento caro y muy doloroso. Podría afectar a decenas de nuestros afiliados locales».

González dijo que espera que el ministerio reconsidere y modifique el proyecto, y dijo que no sería la primera vez. «Primero querían borrar todos los tatuajes de más de 70 centímetros cuadrados en partes visibles del cuerpo y se rechazó», señaló.

La Asociación Profesional de Guardias Civiles, JUCIL, también ha rechazado la medida. Su portavoz, Agustín Leal, dijo que todos los años se intenta establecer la norma pero que nunca sale adelante.

Además, la propuesta también contempla aspectos como la regulación de la longitud y el peinado del cabello, el color de las uñas, el afeitado o el uso de maquillaje y otros complementos. Tanto la AUGC como la JUCIL esperan que el proyecto, que actualmente se encuentra en fase de aprobación, no salga adelante.

Ambas organizaciones consideran que el ministerio debería ocuparse de otros asuntos más importantes, como dotar de los medios necesarios a los agentes que se juegan la vida en la calle cada día. Un parque móvil obsoleto, la escasez de personal o el hecho de que los compañeros enviados al extranjero no cobren las dietas debidas son, por ejemplo, algunos de los problemas que se han planteado.

Inmaculada Montes

https://malaga1937.es/

Enamorada de Málaga. Periodista por la Universidad de Málaga. Redactora digital para diferentes medios y revistas. Me encanta el arte, la cultura y el cine. Escribo sobre actualidad y noticias de último hora. Te mantenemos al día.

Noticias relacionadas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *