Un Málaga perdido y derrotado a domicilio, otra vez

 Un Málaga perdido y derrotado a domicilio, otra vez

Juan Rivas tras la derrota del Málaga en Cartagena. /PASCU MENDEZ/SUR

Juan Rivas tras la derrota del Málaga en Cartagena. / PASCU MENDEZ/SUR

Sin hambre ni control, los blanquiazules fueron superados por un Cartagena superior

El Málaga de José Alberto regresó este domingo de vacío, sufriendo una nueva derrota, esta vez ante el Cartagena, continuando con su mala racha fuera de casa y sin ganar fuera de La Rosaleda.

Los blanquiazules no mostraron ninguna ambición en el partido del domingo. Algunos jugadores no se mostraron en todos los departamentos, lo que les hizo destacar ante los ojos de los aficionados, ayudados por un entrenador testarudo que no parece dispuesto a cambiar su formación, sino que rellena los huecos con quien esté disponible.

Es cierto que José Alberto cambió a algunos hombres, en concreto a Brandon y Escassi, como era de esperar tras una semana intensa con tres partidos. Pero los cambios no surtieron efecto. Los extremos Brandon y Antoñín no lograron conectar con sus respectivos laterales en ataque y en la primera parte el Málaga estuvo a merced de sus anfitriones.

Por el contrario, el Cartagena, que jugó con el mismo esquema 4-2-3-1 que los visitantes, sí consiguió conectar con sus hombres de banda.

La tibia presión del Málaga, que suele ser mucho más alta y mejor, facilitó el juego de los locales desde atrás, por el centro y con todos los jugadores de ataque implicados.

La primera parte parecía abocada a terminar sin goles, aunque el Cartagena hizo méritos más que suficientes para merecer la ventaja. Sin embargo, a falta de pocos minutos para el final de los primeros 45, los locales consiguieron un penalti algo dudoso a su favor, que Rubén Castro transformó sin problemas para poner a su equipo por delante.

En el descanso, José Alberto dio entrada a Brandon por Kevin, reestructurando la alineación del Málaga, con Paulino volviendo a su posición habitual de extremo derecho.

Pero a los diez minutos, y antes de que los blanquiazules tuvieran tiempo de aprovechar el cambio, el Cartagena dobló su ventaja con un gol de cabeza gracias a otro fallo defensivo del Málaga.

El conjunto de La Rosaleda realizó entonces una triple sustitución inmediata, dando entrada a dos delanteros, Sekou y Jozabed, y a Cufre en el lateral izquierdo, a pesar del problema existente en el centro del campo y en el que no se realizaron cambios hasta 10 minutos del final.

En ese momento, el Málaga estaba roto y totalmente desconcentrado, lo que acabó regalando al Cartagena una falta al borde del área. Rubén Castro lo convierte y consigue su doblete.

Los visitantes no pudieron caer más bajo, y después de que sus anfitriones sacaran a sus mejores jugadores, mejoraron ligeramente al no tener nada que jugar. Peybernes consiguió un gol de consolación en el minuto 82 y el Málaga tuvo ocasiones para marcar un par más, pero sólo fue empapelar unas grietas muy grandes.

El próximo partido de los blanquiazules es en La Rosaleda el lunes a las 21:00 horas, donde se enfrentarán a un equipo tinerfeño de alto nivel que tiene el segundo mejor registro a domicilio de la categoría.

Inmaculada Montes

https://malaga1937.es/

Enamorada de Málaga. Periodista por la Universidad de Málaga. Redactora digital para diferentes medios y revistas. Me encanta el arte, la cultura y el cine. Escribo sobre actualidad y noticias de último hora. Te mantenemos al día.

Noticias relacionadas

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *