La historia de los generadores eléctricos

Hace poco un amigo buscaba un generador eléctrico barato para su casa. Esto me hizo pensar que cada vez más personas adquieren estos equipos para tenerlos en sus casas y garantizar la energía eléctrica. Pero, ¿de dónde salieron los generadores eléctricos? ¿Cuál es su historia?

El dinamo fue el primer generador eléctrico indicado para un uso industrial, pues fue el primero basado en los principios de Michael Faraday. Creado en 1832 por el fabricante francés de herramientas Hippolyte Pixii, utilizaba un imán permanente que rodaba por medio de una manivela. El dinamo transforma el flujo magnético en electricidad mediante el fenómeno de la inducción electromagnética y genera una corriente continua.

En 1871 Zénobe diseña la primera central comercial de plantas de energía, que trabajaba en París. Una de sus mejorías fue la de idear una mejor vía para el flujo magnético, que se trataba de colmar el espacio ocupado por el campo magnético con fuertes núcleos de hierro y comprimir al mínimo las diferencias entre el aire inmóvil y las piezas rotatorias. El resultado fue la primera dinamo como máquina para generar cantidades comerciales de energía para la industria. Ese fue el comienzo de la industria que tenemos hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *